Blog Fitness de 【Claudia Rivas Fit 】

Realizar actividad física

Realizar actividad física 1

Realizar actividad física siempre ha sido visto como “algo que sirve para perder peso”, o como “algo que hacen los que quieren sacar músculo”. Lo que pocas personas conocen es cómo se ve afectado positivamente cada uno de los sistemas que componen el cuerpo cuando éste es sometido a cualquier tipo de actividad física. No se ha preguntado por qué en los tiempos actuales la mayor causa de muerte son aquellas enfermedades que de una u otra forma están relacionadas con el funcionamiento del corazón o del sistema circulatorio.

Personalmente, quiero concientizar a los lectores de que realizar ejercicio físico trae consigo grandes beneficios y ventajas a largo plazo tanto para la salud física como la salud mental de todas las personas. Realizar actividad física 2

¿Cómo se beneficia nuestra piel?

Al realizar ejercicio físico con regularidad se da un mayor riego sanguíneo en la piel, lo que evita que ésta se vuelva opaca. A través del sudor, el cuerpo secreta (expulsa) toxinas y residuos orgánicos lo que genera un efecto exfoliante en la piel dándole a ésta un aspecto mas limpio y sano. Estudios han demostrado que realizar actividad física de forma regular ayuda a reducir la cantidad de acné que se pueda presentar en aquellas personas que lo padecen.

¿Qué hay del corazón?

Un corazón más sano implica una circulación sanguínea más eficiente lo que reducirá notablemente las posibilidades de desarrollar problemas circulatorios e hipertensión arterial con la edad, o el peor de los casos, un infarto cardíaco. En otras palabras, ejercitarnos de manera regular hará nuestro sistema cardiovascular mucho más fuerte y resistente.

Los pulmones y el ejercicio físico

Al realizar actividad física o ejercicio físico nuestros pulmones aumentan su actividad, lo que genera una mayor absorción de oxigeno del aire, y por ende, se produce una mejora en la capacidad alveolo pulmonar. Es decir, vamos a tener más reserva de oxigeno en los pulmones lo que se verá reflejado también en la salud de nuestro cerebro.

Sobre las articulaciones

Si te ejercitas con frecuencia, las articulaciones te lo agradecerán aun cuando llegues a la vejez. El ejercicio físico reduce los dolores propios de la tercera edad a causa del sedentarismo, y al someter a una mayor movilidad a las articulaciones, se reducirá las probabilidades de sufrir artritis y rigidez en las mismas.

Y por último, los músculos

Los beneficios a nivel muscular son seguramente los que mayormente saltarán a la vista. Al someter el cuerpo a entrenamiento físico, se producirá tanto hipertrofia como tonificación muscular, lo que sin duda alguna mejora tu imagen y tu aspecto físico. Además, el hecho de  desarrollar masa muscular te dará ventajas físicas sobre aquella persona que no tiene un tono muscular definido, como el desarrollo de fuerza para realizar tareas que lo requieran (levantar el televisor, mover algún elemento pesado en casa, etc.)

Recuerda que un cuerpo bien ejercitado aumenta la esperanza de vida, te libra de padecer muchas enfermedades y te permite gozar más la vida.