Blog Fitness de 【Claudia Rivas Fit 】

Mitos sobre el cáncer de mama (II)

Mitos sobre el cáncer de mama (II) 1
  • Mitos sobre el cáncer de mama (II) 2El historial de cáncer de mama por parte del padre no influye mucho en el riesgo de padecer este tipo de cáncer: el historial de cáncer de mama tanto en padre como en madre son igual de importantes a la hora de determinar el riesgo de sufrir este tipo de tumor maligno. Lo único que hay que tener en cuenta es que hay revisarse el historial de cáncer de mama por el lado de las mujeres en la familia paterna ya que los hombres prácticamente no sufren de este tipo de cáncer.
  • Tomar café de forma regular puede producir cáncer de mama: aunque este mito ha sido ampliamente difundido, lo cierto es que no existe evidencia alguna de que la ingesta de cafeína provoque la aparición de cáncer de mama, es más, algunos estudios sugieren que gracias a que el café es rico en antioxidantes puede reducir el riesgo de padecer cáncer.
  • Si tienes un alto riesgo de sufrir cáncer de mama hay poco que puedas hacer más que esperar por los síntomas: este mito es completamente falso. Una mujer con altas probabilidades de padecer cáncer de mama puede hacer mucho para reducir el riesgo de aparición: bajar de peso en caso de obesidad, ejercitarse de forma regular, dejar de beber alcohol, dejar de fumar y hacerse chequeos de forma regular son algunas de las cosas que por hacer que reducirán de forma considerable el riesgo de aparición. Algunas mujeres optan por realizarse una masectomía profiláctica para reducir el riesgo de aparición en un 90%.
  • Las mujeres con tumoraciones en las mamas tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama: antiguamente se creía que aquellas mujeres con tumores en las mamas tenían un mayor riesgo de contraer cáncer de mama, pero hoy en día se sabe que no es así. El problema surge al momento de examinar la superficie mamaria ya que puede darse el caso de que se confunda un tumor benigno con uno canceroso, hecho que generalmente deriva en falsas alarmas. Las mujeres con tumoraciones en las mamas deben realizarse las mamografías con ultrasonido.
  • La mamografías anuales te exponen a tanta radiación que incrementa la probabilidad de adquirir cáncer de mama: si bien es verdad que durante la mamografía el seno es expuesto a radiación, la cantidad es tan pequeña que los riesgos son ínfimos a comparación de los beneficios de este examen. Las mamografías pueden detectar tumores muchísimo antes que cualquier otro método, y mientras más temprano sea detectado el cáncer, más probabilidades hay de sobrevivir. Se recomienda que las mujeres mayores de 40 años se realicen una mamografía cada año y medio.
  • Las biopsias por punción pueden perturbar las células cancerosas y hacer que estas se dispersen por todo el cuerpo: no hay ninguna evidencia científica que respalde este mito. Según un estudio realizado en 2004, no se encontró propagación alguna en pacientes con cáncer que fueron sometidos a biopsias por punción.
  • Después de las enfermedades cardíacas, el cáncer de mama es la causa principal de muertes en mujeres alrededor del mundo: la realidad es totalmente diferente a lo que afirma este mito. Si bien el cáncer de mama es responsable de 40000 muertes al año solo en Estados Unidos, 96000 muertes son causadas por accidentes cerebrovasculares, 71000 por cáncer de pulmón y 67000 por enfermedades crónicas respiratorias.
  • Si el examen de mamografía resulta negativo, no hay de qué preocuparse: aunque esto sería lo ideal, lo cierto es que entre un 10% y un 20% de los cánceres de mama no son detectados por la mamografía, por lo que resulta indispensable la realización de exámenes clínicos y, en cierta medida, del autoexamen para un certero diagnóstico.
  • Los alisadores de pelo causan cáncer de mama en mujeres afroamericanas: este mito es completamente falso. Según un estudio realizado en 2007 financiado por el Instituto Nacional del Cáncer, no se encontró ningún aumento en el riesgo de cáncer de mama debido al uso de alisadores de cabello. Entre los participantes del estudio se incluyeron mujeres afroamericanas que habían utilizado alisadores de cabello al menos 7 veces al año durante un periodo de 20 años o más.
  • Ante un cáncer de mama, la extracción completa de la mama da una mayor probabilidad de sobrevivir al cáncer que realizarse una lumpectomía: la tasa de supervivencia es igual en aquellas mujeres que se realizan una masectomía a aquellas que deciden extirparse solo una parte de la mama. Sin embargo, hay casos en que la lumpectomía no es suficiente, por lo que si o si debe recurrirse a la extracción total de la mama.