Saltar al contenido

Glutamina : Sepa lo que es, para qué sirve y cómo tomar

Nuestro cuerpo es capaz de producir la mayor parte de los aminoácidos necesarios para el mantenimiento de la salud, excepto por los aminoácidos esenciales que se deben obtener a través de la alimentación. Sin embargo, estas reglas cambian en circunstancias particulares y en estos casos es beneficioso incluir o suplementar algunas de esas sustancias, entre ellas la glutamina.

Hay un grupo de aminoácidos llamado semi-esenciales que en momentos de estrés se vuelven esenciales – como es el caso de la glutamina.

Tal vez usted se está preguntando lo que exactamente califica estos momentos de estrés . ¡La respuesta es simple! En una sociedad con una rutina agitada, conectada constantemente, con menos horas de sueño y con una dieta irregular, es común que vivimos estresados.

En el post de hoy, vamos a hablar de la glutamina, un nutriente que no es tan popular, pero que desempeña papeles importantes en nuestro organismo. ¿No conoce o sabe poco sobre la glutamina? ¡Continúe leyendo para descubrir todo lo que usted necesita saber sobre este increíble aminoácido!

¿Qué es la glutamina?

La glutamina es un aminoácido, un tipo de molécula que desempeña muchas funciones en el cuerpo. Su principal objetivo es servir como bloques de construcción de proteínas, sustancias cruciales para nuestros órganos. Pero los aminoácidos también cumplen otras tareas, como transportar sustancias en la sangre y combatir virus y bacterias perjudiciales a nuestra salud.

Como muchos otros aminoácidos, la glutamina existe en dos formas diferentes: la L-glutamina y la D-glutamina, que son bien parecidas, pero tienen un arreglo molecular ligeramente diferente. La forma encontrada en los alimentos y los suplementos es la L-glutamina.

Mientras que la L-glutamina se utiliza para producir proteínas y desempeñar otras funciones, la D-glutamina parece ser relativamente poco importante en los organismos vivos.

El aminoácido más común encontrado en nuestros músculos – más del 60% del músculo esquelético es glutamina . Se trata de un 19% de nitrógeno, lo que lo convierte en el principal transportador de nitrógeno para las células musculares.

Este aminoácido puede ser producido naturalmente en nuestro cuerpo. Pero, como hemos citado, hay momentos en que las necesidades de glutamina son mayores que su capacidad de producirlo.

¿Para qué sirve la glutamina?

Aunque la glutamina es muy utilizada por los culturistas, no sólo sirve para los atletas. que aminoácido es fundamental para conservar la buena función intestinal y auxiliar en nuestra respuesta inmunológica.

Después de que la glutamina se sintetiza en el músculo esquelético, se libera en el torrente sanguíneo y se transporta a diversos órganos y células del sistema inmunológico. Allí desempeña un papel fundamental: es utilizado por los glóbulos blancos y colabora para el funcionamiento adecuado del sistema inmune.

Durante el entrenamiento intenso, los niveles de glutamina acaban agotados en nuestros músculos, lo que disminuye la fuerza, resistencia y recuperación. ¿Sabía usted que puede tardar hasta 1 semana para que los niveles de glutamina vuelvan a la normalidad? De esta forma, la suplementación de manera correcta de ese nutriente puede reducir la quiebra del músculo y mejorar el metabolismo de las proteínas.

¿Cuáles son sus funciones y beneficios?

Una vez que los trabajos musculares con pesos promueven el desgaste de las reservas musculares de la glutamina, es necesario la reposición de ese sustrato a través de la suplementación. De lo contrario, se puede entrar en catabolismo muscular, lo que todo atleta y practicante de musculación quiere evitar.

Conozca ahora algunos de los beneficios de la suplementación de glutamina para los practicantes de actividades físicas intensas:

  • se ha asociado con la síntesis de proteínas, lo que impide que el músculo sea catabolizado, a fin de proporcionar glutamina a las otras células del cuerpo;
  • promueve la captación de glucosa después de los entrenamientos y ayuda a reparar el glucógeno, lo que auxilia en la restauración de la energía;
  • participa de la composición y construcción de los músculos;
  • equilibra el pH sanguíneo;
  • mejora la resistencia muscular;
  • ayuda a normalizar los niveles de la hormona del crecimiento;
  • disminuye la sensación de fatiga post-entrenamiento;
  • protege las células de los radicales libres que son potencializadores de diversas enfermedades;
  • mejora el estado de hidratación muscular;
  • reduce la acumulación de ácidos producidos por el ejercicio, pues permite que los riñones eliminen la carga ácida excedente;
  • impulsa el sistema inmunológico, eso es importante, ya que los ejercicios pesados ​​tienden a reducir los niveles de glutamina;
  • proporciona un componente en el metabolismo muscular y en el soporte celular no ofrecido por ningún otro aminoácido, desempeñando un relevante papel en el anabolismo muscular.

¿Cómo el atleta debe usar la glutamina?

Si usted se está ejercitando con intensidad, a menudo corre el riesgo de exceso de entrenamiento. Esto puede aumentar el riesgo de limitar su ganancia muscular y aumentar su riesgo de enfermarse.

Ya hemos visto que la glutamina es un componente importante de nuestros músculos. Si usted desea ejercitarse para mejorar el tamaño, apariencia y función de su sistema muscular, se recomienda incluir la suplementación de ese aminoácido en su rutina y minimizar su pérdida.

Para mantener un balance proteico positivo y maximizar los beneficios de la suplementación, la dosis recomendada de glutamina diaria, comercializada en polvo o cápsulas, suele variar entre 10 y 15 gramos.

Esta cantidad ya es capaz de aumentar en promedio el 50% de la concentración plasmática de glutamina, minutos después del ejercicio. El retorno a la concentración basal pre-ejercicio suele ocurrir entre 1 y 2 horas después de la ingestión.

El uso de glutamina debe ser evitado por los diabéticos, porque su organismo reacciona me forma diferente durante el metabolismo de esa sustancia. Quien tiene problemas renales o en el hígado tampoco debe consumirla sin orientación profesional, pues pueden ocurrir graves consecuencias.

Los efectos colaterales asociados a este suplemento no son comunes, pero algunas personas reportan náuseas, malestar abdominal, flatulencia y estreñimiento. Tales síntomas están más relacionados con el consumo de dosis diarias por encima de 40 gramos.

Como cualquier suplemento, las dosis de glutamina deben ser indicadas por un nutricionista que, por medio de una evaluación individual, prescribe una alimentación saludable y determina la cantidad y la frecuencia con que usted debe ingerir ese nutriente.

Usted debe haber notado que la glutamina es importante no sólo para los culturistas, sino también para los practicantes de ejercicios físicos y personas en general. Ofrece numerosos beneficios y con raros efectos secundarios

Glutamina : Sepa lo que es, para qué sirve y cómo tomar
Rate this post