Saltar al contenido

Dietas para perder peso

dietas para perder peso

Esta guía  le ayudará a empezar el viaje de  las dietas para perder peso.

Antes de comenzar el viaje y encontrar los mejores ejercicios para quemar la grasa y la mejor manera de perder peso, hay que considerar algunas cuestiones primero.

Como empezar las dietas para perder peso

Adelgazar menudo proporciona una mejora de la aceptación social y la autoestima, a la vez que mejora la salud ósea, cardiovascular, hepática, etc. Pero no podemos olvidar que adelgazar también nos puede acarrear problemas, como falta de vitaminas, problemas toxicológicos, o incluso anorexia y / o bulimia.

Por lo tanto es necesario remarcar que siempre que queramos perder peso lo tenemos que hacer de una manera razonada y controlada bajo la supervisión de un especialista.

Bajar de peso conlleva una serie de etapas, todas ellas importantes para conseguir unos buenos resultados:

La primera etapa a menudo se pasa por alto, pero es importante, ya que sirve para concienciarnos del objetivo que queremos alcanzar, razonar si es necesario adelgazar y hasta qué punto. Si decidimos seguir adelante debemos tener claro que hay una cierta voluntad y que tenemos que cambiar los hábitos alimenticios.

Hacer dieta conlleva “hacer bondad”, por lo tanto tenemos que ser conscientes de que seguiremos las pautas durante 1, 2, 3 o las semanas que haga falta hasta alcanzar los objetivos deseados.

 

A continuación, las fases de adelgazamiento y de mantenimiento nos educarán en los hábitos alimentarios y físicos , para evitar lo largo del tiempo constantes subidas y bajadas de peso.

Durante la fase de adelgazamiento (Etapa 2) hay que tener una idea clara: si ingerimos más de lo que “gastamos” engordamos y si “gastamos” más de lo que ingerimos adelgazamos.

Esto no significa que tenemos que empezar a suprimir alimentos de la dieta, ni comer muy poco para así ingerir pocas kilocalorías, ni tampoco que nos debemos “matar” a hacer deporte para quemarlas. Los alimentos buenos o malos no existen, ni el ejercicio milagroso que nos hará desaparecer la barriga, todo puede ser bueno o malo dependiendo de la medida.

Así, para adelgazar hay que seguir comiendo de todo, a no ser que existan problemas de salud asociados. Lo que tendrá que cambiar son las cantidades y sobre todo los porcentajes o proporciones de lo que comemos.

LO QUE NO SE DEBE HACER

LO QUE DEBE HACER

Suprimir alimentos de nuestra dieta.Comer una Dieta Variada , donde se incluyan todo tipo de alimentos en las proporciones adecuadas.
Saltarse comidas para “compensar” una comida demasiado abundante o calórico.No abusar de alimentos ricos en azúcares o grasas (salsas, lácteos grasos: quesos, cremas de leche y nata, embutidos, y no abusar del aceite, principalmente frito (no engorda más pero es menos saludable)).
Picar entre horas.Seguir un horario, hacer un mínimo de 4 comidas al día y seguir la pauta, no saltarse comidas ni picar entre horas. Hacer ejercicio físico de forma moderada pero constante.
Abandonar la dietaElegir técnicas de cocción poco grasientas (plancha, microondas, hervido, papillote, vapor, horno).
No salir a cenar fuera o quedar con amigos, por miedo a no seguir la dieta.Saber que nos podemos permitir un “capricho” de vez en cuando, ya que hace más bien que mal. Lo que no podemos hacer es abusar.

Hay que ser consciente de que la mejor pérdida de peso se realiza poco a poco, la mayoría de veces se pierde peso rápidamente, lo que se pierde no es grasa, sino agua e incluso, en algunos casos, musculatura. Es por este motivo que es tan importante lograr una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico regular. Así, de manera general, se aconseja la pérdida de medio kilo a 1 kilo por semana, una pérdida superior puede poner en peligro el equilibrio de nuestro cuerpo, y además la pérdida de peso será a base principalmente de agua, que lógicamente habrá que recuperar para mantener un buen estado de salud.

Mantenimiento del peso (Etapa 3). Después de los esfuerzos realizados para conseguir un peso y una figura con el que nos sentimos cómodos, lo hemos conseguido, estamos satisfechos de nuestra imagen y de nosotros mismos.
¿Y ahora qué? ¿Nos podemos olvidar la dieta por que ya lo hemos conseguido? NO, tenemos que seguir cuidando nuestros hábitos alimenticios y la actividad física para no dejar perder el esfuerzo que nos ha llevado hasta aquí , ya que volver a los hábitos anteriores supondría volver al peso anterior o incluso a más. Esto no significa que de vez en cuando no nos podemos permitir un extra. La palabra lo indica, es extra, y si se hace de vez en cuando no hay problema, pero si se transforma de extra a hábito, también se transforma de placer a problema.

Ejercicios para bajar de peso

Cuando se empieza a hacer ejercicio después de mucho tiempo sin hacerlo, o bien cuando se empieza por primera vez, lo más habitual es que al principio no guste . Tienen que pasar unas semanas para que esto cambie y se empiecen a segregar hormonas que favorecen que se disfrute más.

En este sentido resulta muy útil marcar unos días a la semana fijos para empezar y hacer los ejercicios que apetezcan, sin buscar el ejercicio más intenso o en el que se consumen más calorías. Cuando ya cambié las sensaciones y se vayan apreciando las sensaciones agradables que se generan mientras se hace ejercicio, ya se podrá empezar a enfocar mejor las sesiones.

Una buena planificación es combinar ejercicios de resistencia (correr, bici …) en los que se queman calorías de forma continuada, lo que es idóneo para bajar peso, con ejercicios de fuerza (máquinas, pesas …), en los que se gana  masa  muscular.

Ganar masa muscular, o preservar la que tenemos, es de las cosas más importantes mientras se pierde peso. El motivo es porque es la parte del cuerpo  activa. Esto significa que las 24 horas del día consume calorías (incluso mientras dormimos). En cambio el tejido graso es un tejido que no consume calorías.

Si se disminuye peso y al mismo tiempo se mantiene el músculo se mantiene el metabolismo elevado y esto repercutirá que después sea mucho más fácil mantener el peso.

Por cada hora :

1-. Correr a 11,2 Km / h: 660 calorías
2-. Bicicleta a 21 Km / h: 537 calorías
3-. Una partida de squash : 520 calorías
4-. Tenis individual: 488 calorías
5-. Natación : de 380 a 420 calorías
6-. Paddle : 380 calorías
7-. Baloncesto : 352 calorías
8-. Caminata de 7,2 Km / h: 331 calorías
9-. Hacer patinaje : 320 calorías
10-. Vóley : 290 calorías

Errores comunes de las dietas para perder peso

“Los expertos advierten que no hay métodos universales para perder peso”

Seguir una alimentación adecuada y hacer ejercicio físico es fundamental para conseguir que nuestra dieta tenga éxito. En nuestro día a día, son muchos los métodos para adelgazar que se pueden encontrar: asociados con una estación del año, con una actividad, con un alimento concreto, con la restricción de determinados alimentos. Los hay de todos colores. Sin embargo, ninguno funciona si se cae en una serie de errores básicos:

Saltarse las comidas : todo sucede con el desayuno, la comida principal del día con el que se inicia la trepidante actividad diaria. Este “ahorro” en la ingestión de calorías no contribuye a la pérdida de peso sino que puede perjudicar la salud y tener un efecto rebote y promover el aumento de peso. Lo mejor es repartir pequeñas cantidades de comida a lo largo del día y regular los niveles de hambre para que el metabolismo realice bien su trabajo y queme más calorías.

Comida ensaladas y fruta : optar por sustituir los primeros y segundos platos por un plato único, ya sea una ensalada o una macedonia de frutas, no es una buena idea. Aunque muchas personas recurren a esta fórmula para alimentarse -sobre todo al cena-, lo único que se consigue es hartarse temporalmente y volver a tener hambre al poco tiempo.

Buscar la “dieta milagro” en Internet : en la red proliferan las informaciones sobre dietas milagro que pueden ser muy perjudiciales para la salud. Existen páginas web de especialistas donde sí se puede encontrar información útil sobre productos o consejos generales.

Alimentarse sólo con un tipo de alimento : Todos hemos oído hablar de dietas que se basan en sólo un alimento, aunque en general se acompaña con algún tipo de suplemento en forma de cápsulas. Suelen ser dietas para “desintoxicar” el organismo pero que parecen dejar a un lado los efectos sobre la salud. Una dieta saludable, se utiliza o no para perder peso, debe promover el aporte nutritivo necesario para el óptimo funcionamiento de nuestro cuerpo a través de los diferentes tipos de alimentos.

Excederse con el ejercicio : una dieta para adelgazar no dará los resultados esperados si no se acompaña de un aumento en la actividad física diaria. Esto puede ser utilizar la bicicleta para pasear, caminar hasta el trabajo o volver a retomar el gimnasio. Todo ello sin forzar al organismo y no pretender realizar de golpe todo el ejercicio no realizado en los últimos meses.

Evitar ciertos alimentos : una dieta saludable debe ser también diversa. No debemos eliminar alimentos como la pasta o el pan, sino simplemente consumirlos de forma moderada y sin mezclarlos con otros alimentos ricos en grasas.

Sustituir el azúcar por edulcorantes : es fundamental consumir azúcar de forma muy moderada, pero eliminarlo completamente de la dieta es otro error habitual. En este sentido, una cucharada de azúcar aporta sólo unas 10 calorías al café, muy poco si se tiene en cuenta que al día tomamos entre 2.000 y 2.500 calorías.

No ser constantes : a la hora de hacer dieta, lo fundamental es entender que las dietas que se basan en la promesa de adelgazar de forma rápida y fácil tienen un denominador común: el efecto rebote, o, dicho de En otras palabras, el efecto “yo-yo”. Es fundamental ser constante con los hábitos saludables para evitar volver a recuperar el peso perdido.

Alimentarse de productos light : tampoco seguir un régimen basado en productos light y con bajas calorías es una buena idea. En muchos casos, lo único que conseguiremos será comer más cantidad por la falsa creencia de que al tratarse de productos light no subiremos de peso. Además, se debe tener en cuenta que algunos de estos alimentos contienen gran cantidad de grasas y azúcares.

Restringir el consumo de agua durante las comidas : este es otro mito popular. Beber agua durante las comidas nos ayudará no sólo a mejorar nuestra hidratación, sino que también hará que llenamos el estómago y nos sentimos llenos.

Pecar de impaciente : otro de los errores más comunes es pretender bajar de peso de forma rápida y en poco tiempo, algo que puede también derribar el estado físico. Las dietas que permiten bajar de peso de forma lenta ayudan además a que sea más fácil seguir con los hábitos de alimentación saludables después de la pérdida de los kilos sobrantes.

 

 

Los 50  Tips de nutrición para perder peso

1. Come melón

Acompaña de huevo, muy rico en proteínas, para conseguir el desayuno antigrasa perfecto, ya que estos descomponen los carbohidratos del melón pero respetan sus vitaminas.

2. Compra queso de cabra

Tiene hasta un 40% menos de calorías que el de vaca

3. Come judías una vez a la semana.

Una enzima de estas legumbres le dice al organismo que descomponga la grasa almacenada en lugar de los carbohidratos para obtener la energía.

4. Cocina con espinacas

Antes que cualquier otra verdura verde: tienen el doble de fibra, lo que ayuda a tu organismo a procesar las grasas más eficazmente.

5. Bebe una copa de vino tinto al día

El vino impide que acumules grasa, sobre todo en la zona abdominal. El resveratrol de la uva inhibe el desarrollo de células grasas en la cintura.

6. De postre frutos del bosque

Las otras frutas contienen fructosa, que combina con los carbohidratos para acumular grasa corporal.

7. Desayuna un tazón de muesli

Porque dos horas antes de entrenar aumenta la quema de grasa durante el entrenamiento. El muesli es un carbohidrato de digestión lenta y tiene menos posibilidades de transferir al organismo como grasa a entrenar, pero sigue siendo una buena fuente de energía.

8. Siempre come grasas “buenas”

Por ejemplo: nueces y aceite de oliva, que también ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

9. Iniciar tus comidas con una ensalada

Si es de judía negros, primientos, tomates, cebollas y maíz y la aliñás con aceite de oliva y limón fomentarás la pérdida de peso. La combinación de fibra, supresores del apetito y compuestos quema grasa harán que te deshaga de esos kilos de más.

10. Claras de huevo para el desayuno

La proteína de las claras de huevo hará que no te entre el gusanillo durante más tiempo. Acompañar con dos lonchas de beicon.

11. Pásate a la lombarda

Adelgaza unos cientos de gramos pasando a la lombarda como guarnición diaria de la comida. Ayuda a perder peso al aumentar la producción corporal de la adiponectina, que quema las grasas y la leptina, que suprime el apetito.

12. Prueba el aguacate.

Te proporcionará el ácido oleico que te ayudará a perder peso ya mantener el hambre a raya.

13. Incorpora a tu dieta el jamón cocido

El jamón cocido de la parte posterior del lomo es el que tiene más proteínas y menos veta de grasa.

14. Bebe el zumo con su pulpa.

La fibra se procesa más rápidamente, lo que te hará sentirte saciado durante más tiempo.

15. Come carbohidratos ricos en fibra

Y que sean bajos en carbodhidratos, como los frutos secos, la quinoa, la cebada y los copos de avena. Te ayudarán a regular los niveles de insulina ya calmar el gusanillo del hambre a lo largo del día.

16. Toma piña.

No es sólo es el mejor que puedes picar para acelerar el metabolismo, además contiene bromelina, que ayuda a descomponer las proteínas.

17. Rocía canela en el yogur

Esta especie es un potente acelerador metabólico: la mitad de una cucharadita al día es suficiente para quemar un kilo extra al mes.

18. Cambia el arroz por la coliflor gratinada

Regístrese para tu barriga, ya que no tiene almidón y la vitamina C que contiene te ayudará a quemar grasa corporal.

19. Añade picante a la comida

Esto disparará tu metabolismo para procesar la grasa más rápido.

20. Come queso camembert de postres para cenar:

Ya que lleva calcio, que quema grasas, y triptófano, que induce al sueño.

21. Come pimientos triturados

Contienen seis veces más vitamina C que el tomate, crucial para ayudar a tu organismo a convertir la grasa en energía.

22. Diluir la leche entera de los cereales con agua.

Esto reduce la absorción de azúcar y disminuye el consumo de grasa.

23. Toma más yodina

La encontrarás en el pescado y en el yogur. Esta estimula la glándula tiroides, el órgano encargado de quemar calorías.

24. Bebe té verde.

Contiene un compuesto que reacciona con la cafeína para acelerar la oxidación de la grasa y el metabolismo en reposo en un 20%.

perder peso

25. Añadir tomate a tu bocadillo sándwich

Te ayudará a saciar más ya reducir tus posibilidades de picar después de comer. La fruta suprime la grelina, la hormona responsable de los “pinchazos” de hambre.

26. Ingiere más calcio

El calcio previene la acumulación de grasa a nivel celular.

27. Come nachos de maíz

Porque tienen la mitad de grasa que los de patata y liberan el azúcar más lentamente en el torrente sanguíneo, lo que controla la insulina y ralentiza el aumento de peso.

28. Carne roja para quemar grasa

Contiene muchas proteínas, que te ayudarán a mantener la masa muscular, y el músculo quema cuatro veces más calorías que la grasa.

29. Aliños siempre con vinagre

Acelera la tasa a la que quema grasa tu organismo. Añadir un chorrito de vinagreta o de vinagre diariamente a tus ensaladas y salsas.

30. Rociar aceite de oliva en las ensaladas

El aceite de oliva contiene ácidos grasos “buenos”, que activan una proteína que indica al organismo cuando está tip para evitar que comas de más.

31. Toma suplementos de ácido linoleico

Y perderás un 9% más de grasa al cabo de un año.

32. Te oolong en lugar de agua

Quemarás un 12% más de grasa corporal

33. Consume tres aperitivos diarios de 250 calorías ricos en proteínas

Los que lo hacen tienen un 30% más de posibilidades de perder peso.

34. Come granada

El aceite de las semillas de este fruto reduce la capacidad del organismo de almacenar grasa y, además, mitigarán tu gusto de dulces.

35. Si eres capaz de soportarlo, come bichos crudas.

Liberan las hormonas del estrés del organismo, que acelera el metabolismo y mejora la pérdida de peso.

36. Toma una cucharada de aceite de coco al día

Así acceleraràs el metabolismo y reducirás la grasa corporal.

37. Atibórrate con 70 almendras diarias

Perderás un 8% de grasa corporal en 6 meses. Su proteína y su fibra te harán sentirte saciado.

38. Come judías

La gente que las añade como guarnición en la comida tiene un 22% menos de probabilidades de sufrir obesidad.

39. Añadir lentejas en cada comida

Las lentejas son muy ricas en leucina, un aminoácido que quema la grasa rápidamente.

40. Toma una cápsula de aceite de semilla de borraja al día

Para seguir delgado: el 80% de los que lo probaron dijeron que los ayudó a no recuperar el peso perdido con el ejercicio.

41. Come una manzana 15 minutos antes del desayuno.

Consumirás 187 calorías menos si lo haces.

42. Hazte batidos

Haz en la batidora 200g de fresas, 125 ml de leche de soja y 2 cucharaditas de extracto de vainilla y obtendrás un batido anti-barriga.

43. Procura tomar un puñado de guisantes al día

Así obtendrás folatos y fibra beneficiosas para el corazón, además de un nivel de saciedad mayor que con otros alimentos.

44. Consigue el porcentaje exacto de grasa corporal

Come 1,5 g de proteínas por kilo de tu peso: sólo el 20/30% de las calorías totales deberían proceder de grasas.

45. Añadir cebollas a tu comida post-entrenamiento

Metabolizan los carbohidratos para alimentar el ejercicio y son ricas en fibra, lo que ayuda a perder peso.

46. ​​Bebe zumo de pomelo

Perderás 2 kilos en 12 semanas, gracias a las enzimas que reducen la insulina.

47. Desayuna huevos

Contienen proteínas bajas en calorías, perfectas para perder peso, además de que te dejarán saciado toda la mañana.

48. Come una porción de lácteos al día

Duplicar el consumo de calcio mejora el ritmo al que tu organismo metaboliza la grasa en un 50%.

49. Come pan de harina de altramuz.

Te saciará durante más tiempo.

50. Un vaso de jugo de zanahoria al día

Te ayudará a perder dos kilos en las próximas 12 semanas. Es rico en fibra y nutrientes que te ayudarán a quemar grasa.

4 Frutas para eliminar líquidos retenidos

¿Estás buscando algunas opciones frutales para eliminar líquidos retenidos? En este artículo encontrarás varias alternativas, precisamente cuatro, que te ayudarán en dicha misión.

peras y manzanasEliminar líquidos retenidos es uno de los problemas que se les suele presentar a las personas que quieren perder peso. Muchas veces, la hinchazón que genera dicha retención termina siendo muy importante, sumando kilos y también esa sensación de pesadez tan tradicional.

Pero también es cierto que esto puede ser combatido mediante muchas cosas. La principal de ellas, la alimentación. En los vegetales están los mejores diuréticos naturales que existen para eliminar esos líquidos. Puedes probar con las frutas, que siempre tienen buenas cosas para ofrecer en este aspecto. Claro está, no todas te servirán, pero sí las que se mencionan a lo largo de este artículo.

Estas son cuatro buenas frutas diuréticas para eliminar líquidos retenidos:

  • Melón: Acaso uno de los diuréticos naturales por excelencia. Su proporción de líquidos es realmente importante. Es una fruta muy desintoxicante, rica en líquidos, vitaminas y minerales. Perfecta para ser aprovechada en cualquier formato.
  • Sandía: Al igual que el melón es prácticamente pura agua. Por esto, resulta una fruta más que diurética. Eso sí, su temporalidad suele darse únicamente en verano y hay que aprovechar dicha estación. Perfecta para prepararte batidos con otras frutas bien frescas.
  • Pera: Una fruta que no solamente es muy diurética, sino que también aporta fibra y es ideal para combatir el estreñimiento. Ejerce un efecto, por tanto, diurético y depurativo y también saciante. ¿Algo más?
  • Piña: Si bien muchas personas le temen a la piña, ya que es dulce y suele tener más calorías que algunas frutas estándar, también es cierto que se trata de un alimento con calorías negativas. Además, también aporta fibras, más allá de sus cualidades diuréticas. Una genial aliada para las dietas.

No dudes en emplear estas frutas dentro de tu alimentación diaria si tienes problemas recurrentes de retención de líquidos. Y si no los tuvieras, jamás te harán mal de todas formas.

Tes e infusiones para adelgazar

Todos los tés e infusiones son diuréticos, pero no todos tienen el mismo grado. He aquí lo que más se recomiendan como expertos en nutrición:

  1. Verde . Sus múltiples propiedades saludables  se han convertido en el tipo de té más consumido del mundo y el preferido para las dietas, llegando a expulsar el té rojo, el quemador  de grasa natural por excelencia .Reduce la grasa que se acumula en el hígado y te hace quemar grasa más rápidamente.
  2. Té rojo (pu erh) .  El quemador de grasa por excelencia, como hemos mencionado antes. Su efecto es eficaz, de 3 a cuatro tazas al día, uno con cada comida
  3. Te azul .  Poco a poco se introduce en el mercado y expertos con amplios conocimientos en nutrición incluyen este te en la dieta para sus pacientes porque saben su poder limpiador . De hecho, es el que mejor depura nuestro hígado y, por tanto, no permiten la grasa que se acumulan en sí mismo, ayudando a perder peso.
  4. Té blanco . Es de los mas recomendados para mejorar la salud.Es el mejor depurador natural para el cuerpo.
  5. Rooibos . Ademas de diuretico para adelgazar es un perfecto antioxidante.

Algunas Dietas para adelgazar

Estas dietas son solo un ejemplo,son dietas que funcionan pero deben aplicarse de forma correcta y en el momento adecuado.Por otro lado, es importante realizar estas dietas  con el seguimiento y el consentimiento de un especialista ya que se tratan de dietas  muy radicales  en la que los nutrientes que el organismo necesita para funcionar de forma correcta y saludable pueden ser insuficientes.

Dieta básica de 900 calorías

La dieta básica de 900 calorías es un tipo de dieta que, por su poca cantidad de calorías permite adelgazar rápidamente aquellos kilos sobrantes.

Esta dieta es un ejemplo básico sobre el cual se puede diseñar más específicamente una dieta muy baja en calorías. Para ello solo se debe detallar que alimentos se deben comer en cada momento partiendo de los gustos y de las necesidades de cada persona.

La  insuficiencia de nutrientes debe de ser controlada ya que puede ocasionar trastornos importantes en la salud física y psíquica de las personas que la siguen si no lo hacen de forma correcta y controlada.

Procedimiento:
Para desayunar

  • Café o té sin azúcar
  • 150 ml. De leche desnatada o 1 yogurt sin azúcar
  • 30 gramos de pan o 2 biscotes
  • 1 huevo o 40 gramos de jamón sin grasa

Para comer

  • Ensalada verde al gusto aliñada con 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 150 gramos de carne o 200 gramos de pescado
  • 1 yogurt son azúcar
  • 2 piezas de fruta

Para cenar

  • Ensalada verde al gusto aliñada con 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 200 gramos de pescado o 150 gramos de carne
  • 200 gramos de legumbres verdes
  • 150 gramos de queso descremado

Para que la dieta de 900 calorías sea completamente eficaz es necesario recordar que se permite consumir un máximo de 5 gramos de aceite de oliva diarios.

Por lo que se refiere a loas carnes, se puede consumir el tipo de carne que se desee siempre y cuando se trate de un tipo de carne magra.

Por otra parte el pescado debe consumirse un máximo de tres veces por semana y al ser posible, escoger preferiblemente el pescado azul.

 

Dieta hipocalórica de 1000 calorías

La dieta hipocalórica de 100 calorías es, tal y como indica su nombre un tipo de dieta muy baja en calorías lo cual permite adelgazar aquellos quilos que sobran.Para asegurar que esta dieta sea del todo efectiva es preciso evitar el consumo de cualquier alimento fuera de las comidas indicadas, beber solo agua y evitar todo tipo de bebidas isotónicas, alcohólicas o azucaradas y finalmente realizar algún tipo de ejercicio de tipo aeróbico que permite oxigenar y tonificar el organismo a la vez que quema parte de las grasas sobrantes.

Procedimiento:

Día 1:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla

Para almorzar

  • 2 piezas de fruta

Para comer

  • 200 gramos de ensalada verde con una cucharadita de aceite de oliva virgen, vinagre y sal
  • 150 gramos de pollo asado a la plancha o 120 gramos de carne magra de ternera

Para cenar

  • 150 gramos de sopa de fideos
  • 150 gramos de merluza cocida
  • 100 gramos de pimientos asados o verduras cocidas
  • 1 tomate aliñado con un poco de sal, ajo, aceite y perejil
  • 200 gramos de fruta

Día 2:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla


Para comer

  • 150 gramos de judías verdes con tomate o aliñadas con un poco de sal y aceite de oliva virgen
  • 150 gramos de ternera a la plancha
  • 150 gramos de fruta fresca

Para cenar

  • 1 huevo pasado por agua
  • 200 gramos de pescadilla cocida
  • 150 gramos de merluza cocida o a la plancha
  • 125 gramos de arroz con leche

Día 3:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla

Para comer

  • 200 gramos de menestra de verduras
  • 150 gramos de bistec a la plancha
  • 100 gramos de puré de patatas
  • 1 tomate asado
  • 150 gramos de fruta o 1 yogur con sacarina

Para cenar

  • 150 gramos de sopa con pasta
  • 150 gramos de tomate aliñado con sal, ajo, perejil y un chorrito de aceite de oliva virgen
  • 150 gramos de pescadilla en salsa verde
  • 150 gramos de fruta fresca

Día 4:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla

Para comer

  • 200 gramos de ensalada verde con tomate, pepino, espárragos y cebolla, sal, vinagre y un poco de aceite de oliva virgen
  • 200 gramos de paella de carne o de marisco
  • 25 gramos de pan
  • 50 gramos de queso de Burgos

Para cenar

  • 150 gramos de alcachofas salteadas con 25 gramos de jamón serrano desgrasado
  • 150 gramos de mero a la plancha aliñado con zumo de limón
  • 150 gramos de fruta fresca

Día 5:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla

Para comer

  • 200 gramos de menestra de verduras o panaché de verduras con un chorrito de aceite de oliva virgen
  • 150 gramos de besugo cocido al horno o 150 gramos de chuletas de cordero
  • 150 gramos de lenguado a la plancha
  • 100 gramos de fruta fresca


Para cenar

  • Tortilla de 2 huevos
  • 150 gramos de coliflor al ajo o de judías verdes con un poco de aceite de oliva virgen
  • 2 tomates aliñados con sal y aceite o espinacas sofritas con un poco de ajo
  • 100 gramos de natillas

Día 6:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla

Para comer

  • 150 gramos de macarrones a la italiana
  • 150 gramos de hígado de vaca o ternera
  • 100 gramos de escarola
  • 150 gramos de fruta fresca

Para cenar

  • 1 huevo revuelto
  • 150 gramos de tomate o 100 gramos de espinacas
  • 200 gramos de merluza rebozada
  • 150 gramos de fruta fresca

Día 7:
Para desayunar

  • Café o té con sacarina
  • 2 biscotes de pan integral untados con mantequilla


Para comer

  • 200 gramos de menestra de verduras
  • 150 gramos de bistec a la plancha
  • 100 gramos de puré de patatas
  • 1 tomate asado
  • 150 gramos de fruta o 1 yogur con sacarina

Para cenar

  • 150 gramos de sopa con pasta
  • 150 gramos de tomate aliñado con sal, ajo, perejil y un chorrito de aceite de oliva virgen
  • 150 gramos de pescadilla en salsa verde
  • 150 gramos de fruta fresca

Es preciso realizar este tipo de dieta bajo el control de un especialista que pueda hacer un seguimiento y control de dicha dieta para evitar que pueda afectar la salud de la persona que la lleva a cabo.

 

Dieta del fin de semana

La dieta del fin de semana permite adelgazar 2 kilos en solo los dos días que dura el fin de semana.Este tipo de dieta no se basa en la eliminación de grasa ya que dos días no son suficientes para poder quemar las cantidades de grasas acumuladas en el organismo.

La dieta del fin de semana tiene la finalidad de eliminar líquidos acumulados que son los que provocan sensación de hinchazón y que aumentan considerablemente el peso corporal. Es por estos motivos que con la dieta del fin de semana se pueden adelgazar hasta dos kilos en solo dos días.

Por otro lado, es imprescindible mantener unos buenos hábitos de alimentación que, por un lado mantengan la estabilidad y el equilibrio nutricional del organismo y que por otro lado eviten la posibilidad, una vez realizada la dieta, de recuperar el peso perdido con algunos quilos de más.

Procedimiento:

Día 1:
Para desayunar

  • 1 yogur desnatado al gusto.
  • 2 rodajas de piña natural.
  • Infusión de té verde.

Para almorzar a media mañana

  • Infusión de té al gusto con una cucharada de sacarina. (se puede repetir tantas veces como se desee.

Para comer

  • Caldo vegetal sin grasa.
  • 1 lata de atún al natural.
  • 1 tomate en rodajas aliñado con un poco de orégano, sal y aceite de oliva virgen.
  • Infusión al gusto.


Para merendar

  • Jugo de piña natural sin azúcar.

Para cenar

  • Caldo vegetal sin grasa.
  • Alcachofas hervidas o a la plancha con un chorrito de aceite de oliva virgen.
  • Infusión al gusto.

Día 2:
Para desayunar

  • 1 yogur desnatado natural.
  • 2 rodajas de piña natural.
  • Infusión de té verde.

Para almorzar a media mañana

  • Infusión de té al gusto con una cucharada de sacarina. (se puede repetir tantas veces como se desee.


Para comer

  • Caldo vegetal sin grasa.
  • Espárragos blancos.
  • Porción de pescado blanco al gusto aliñado con un poco de limón.
  • Infusión al gusto.

Para merendar

  • 2 rodajas de piña natural.

Para cenar

  • Caldo vegetal sin grasa.
  • Sepia a la plancha aliñada con un poco de ajo y perejil.
  • Infusión al gusto.

Dieta de arroz y frutas

La dieta de arroz y frutas es un tipo de dieta que permite comer aquellos alimentos y platos que más apetecen a la vez que se adelgaza.

Esta dieta se basa en el consumo de, entre otras cosas, arroz y frutas los cuales no contienen ni cloruro ni sodio. Por otro lado, este motivo es por el que no debe prolongarse el seguimiento de esta dieta durante más de un mes.

Es preciso cocina 300 gramos de arroz integral a diario ya que es la cantidad de arroz que se va a consumir durante toda la jornada. Para poder cocer el arroz integral es preciso lavarlo y escurrirlo en una olla hermética con tres cantidades más de agua fría. Hay que dejar hervir este arroz a fuego lento durante 5 minutos hasta que el agua se evapore por completo.

Para condimentar el arroz se debe sustituir la sal por miel, azúcar moreno, canela o frutas.

Procedimiento:
Para desayunar

  • 1 jugo de naranja o manzana o pomelo.
  • 1 plato de arroz con miel y frutas cortadas en rodajas, excepto plátano y frutos secos.

Para comer

  • 1 plato de arroz con canela, ciruelas y pasas.

Para merendar

  • 1 manzana o la fruta de estación al gusto.

Para cenar

  • 1 pieza de fruta distinta a la de la merienda y, en caso de seguir con hambre, comer un plátano.

 

Dieta de las ensaladas

La dieta de las ensaladas es un tipo de dieta con la que se puede llegar a adelgazar hasta 3 kilos en una semana.La dieta de las ensaladas es ideal para realizarla durante el verano ya que la combinación de los vegetales aporta al organismo, una sensación de frescor inigualable.

Por otro lado, la dieta de las ensaladas es muy flexible ya que se pueden llegar a hacer multitud de combinaciones entre los diferentes alimentos, lo cual permite adaptarlas al gusto de cada persona y de cada situación.

Otra ventaja destacable de la dieta de las ensaladas, es que las verduras contienen gran cantidades de agua lo cual contribuye a la hidratación de la piel y además contienen grandes cantidades de vitaminas que evitan la oxidación de las células y el envejecimiento del organismo.

Procedimiento:
Se pueden organizar y combinar las ensaladas partiendo de los gustos y de las necesidades de cada persona.

Ensalada, Los Angeles.

  • Dos tazas de repollo cortado a julianas finitas.
  • 10 aceitunas.
  • 2 tazas de manzanas ácidas picadas.
  • 3 hojas de lechuga cortada finita.
  • 5 rabanitos.
  • 4 cucharadas de aderezo de sal, vinagre y aceite de oliva.

Ensalada, Refrescante.

  • Repollo cortado a julianas finitas.
  • Una taza de piña sin azúcar troceada.
  • Aderezo con jugo de piña y requesón.

Ensalada, Francesa

  • Lechuga cortada finita.
  • Un tomate pequeño troceado.
  • 80 gramos de habas cocidas.
  • Media pechuga de pollo a la plancha sin la piel y troceada a trocitos pequeños.
  • 50 gramos de queso tierno a trozos.
  • Una cucharada de zumo de limón.
  • Un huevo duro cortado a trozos (solo la clara).
  • 2 o 3 aceitunas negras.

Ensalada, Roja

  • 150 gramos de remolachas cortadas a trocitos.
  • 150 gramos de patatas hervidas.
  • 50 gramos de cebolla troceada.
  • 20 gramos de aceite.
  • Un huevo duro.

Ensalada anaranjada

  • 100 gramos de zanahorias a trozos.
  • 100 gramos de radicheta.
  • Un pellizco de sal.
  • Jugo de un limón.
  • Una cucharada de aceite de oliva.

Estas ensaladas son algunos ejemplos de la gran variedad de combinaciones de alimentos a través de los cuales se pueden hacer ricas y sanas ensaladas.

Dietas para perder peso
5 (100%) 2 votes