Blog Fitness de 【Claudia Rivas Fit 】

Calorías y Macronutrientes | Circulo Fitness

Las Calorías y Los Macronutrientes


Los tres macronutrientes son las proteínas, carbohidratos y grasas. Los pormenores de estos nutrientes son vitales para la pérdida de grasa. Cada uno de ellos cumple una función específica en el cuerpo, por lo que es esencial que se consuman en las cantidades correctas.


Calorías


La mayoría de la gente está familiarizada con las calorías, pero pocos saben exactamente lo que son. Las calorías son unidades de medida asignado a los alimentos para mostrar la cantidad de energía que contiene. Tu cuerpo gasta diariamente un cierto número de calorías en forma de energía. Si consumes más calorías de las que gastas, el exceso se almacena como grasa corporal. Si consumes menos de lo que gastas cada día, tu cuerpo tendrá que utilizar la grasa corporal almacenada para satisfacer las necesidades de energía.


Las proteínas, grasas, y carbohidratos todos tienen calorías. Un gramo de proteína contiene 4 calorías, un gramo de grasa contiene 9 calorías, y un gramo de carbohidratos contiene 4 calorías.


Proteínas


Las proteínas son moléculas increíblemente importantes para el cuerpo humano. Diferentes proteínas tienen diferentes funciones dependiendo del tipo. Algunas se utilizan como proteínas contráctiles que permiten a los músculos contraerse y levantar peso. Otras proteínas son enzimas que provocan reacciones químicas dentro del cuerpo, y algunas proteínas se pueden utilizar para la energía.


En cualquier plan de pérdida de peso la proteína es absolutamente esencial para mantener el tejido muscular. Cuando se ingiere proteína, el cuerpo la descompone en aminoácidos y la envía al torrente sanguíneo. Una vez que estos aminoácidos se encuentran en el torrente sanguíneo serán absorbidos por las células dentro del cuerpo.


El cuerpo prefiere utilizar las proteínas para almacenarlas como tejido muscular en vez de usarlas para obtener energía. Sin embargo, las proteínas pueden dividirse y ser utilizadas para la energía si el cuerpo lo necesita. Este proceso de síntesis de glucosa se llama glucogénesis. La glucogénesis como resultado de la degradación de las proteínas no es lo que se prefiere cuando se trata de mantener la masa muscular.


Este proceso conlleva a un desgaste del tejido muscular, pero no es solo eso, la proteína también produce menos energía por unidad que los carbohidratos o las grasas. Es por eso que la proteína se utiliza mejor como un sustrato o bloque de construcción, en lugar de ser utilizado para la energía.


Grasas


Las grasas son moléculas esenciales que no pueden ser ignoradas en un plan de pérdida de peso debido a las importantes funciones que desempeñan en muchos procesos corporales. La grasa es el nutriente más denso de la energía. Considerando que la proteína y los carbohidratos contienen 4 calorías por gramo, la grasa contiene 9 calorías por gramo. La desventaja es que la grasa se almacena fácilmente como tejido adiposo.


Una función importante de la grasa es su papel en la producción de testosterona. Una cosa que hay que entender acerca de una dieta para perder peso: la testosterona será inferior cuando se restringen las calorías. Esto es sólo una respuesta natural. El cuerpo siente que la energía es escasa y decide que menos energía puede ser “gastada” en el crecimiento muscular.


Los ácidos grasos son un sustrato para el colesterol, lo que significa que los ácidos grasos deben estar disponibles para crear colesterol. Esto es importante porque el colesterol se convierte eventualmente en testosterona. Si la ingesta de grasas es muy baja no habrá suficientes ácidos grasos disponibles para la producción óptima de testosterona. Esto conducirá a un nivel aún más bajo de testosterona.


Lo importante es reducir la ingesta de grasa al intentar definirse, al mismo tiempo controlar que la ingesta diaria no caiga tan bajo que los niveles de testosterona se vean afectados negativamente.


Carbohidratos


Los hidratos de carbono o carbohidratos (para abreviar) se descomponen en azúcares en el cuerpo para producir glucosa. La glucosa es una fuente primaria de energía que alimenta el cerebro, el tejido muscular y los órganos. La glucosa se convierte en glucógeno y se almacena dentro del tejido muscular, donde se mantiene hasta que está listo para ser utilizado, como por ejemplo durante el entrenamiento.


Los hidratos de carbono son muy importantes para el entrenamiento, ya que son la fuente principal de combustible para que los músculos trabajen. Durante el entrenamiento de peso el cuerpo utiliza ATP como energía. El ATP se repone a través de algo que se llama la vía glucolítica. Esta vía convierte la glucosa en ATP. La glucosa (hidrato de carbono) se obtiene a partir de la corriente sanguínea o de hidratos de carbono almacenados en el tejido muscular en forma de glucógeno.


En ausencia de suficientes carbohidratos, tu cuerpo tendrá que convertir aminoácidos en glucosa para obtener energía. Estos aminoácidos pueden normalmente ser almacenados en forma de proteínas, por lo que se podría decir que los carbohidratos son anti-catabólicos porque son “ahorro de proteínas”.