Blog Fitness de 【Claudia Rivas Fit 】

7 consejos para la recuperación muscular después del entrenamiento

La recuperación muscular después del entrenamiento es tan importante como la actividad física en sí. Durante este tiempo de descanso, los músculos siguen trabajando y responden a los estímulos recibidos. Por lo tanto, la recuperación es una parte inherente del entrenamiento y merece la debida atención.

Lo ideal es tener un tiempo de descanso de 24 a 48 horas para el mantenimiento completo de los músculos. Sin embargo, no es necesario que se quede quieto durante este tiempo. Por el contrario, es posible calificar la recuperación y hacer que los resultados sean aún más efectivos. ¡Vayamos a las propinas!

1) El descanso es esencial y esto incluye dormir bien

Durante 24 horas después del entrenamiento, el músculo recuperará su energía y se procederá a la reparación de los tejidos. Este intervalo entre las actividades es fundamental, porque es en este proceso de regeneración donde se producen las ganancias del ejercicio.

Dormir por lo menos 7 u 8 horas al día también es esencial. Durante el sueño el cuerpo libera hormonas importantes para la regeneración y consolidación del crecimiento muscular. Además, sólo podrá hacer un entrenamiento de calidad si está bien descansado.

2) La regeneración activa también es una posibilidad

Aquellos que no pueden permanecer quietos tienen una opción interesante para acelerar la recuperación muscular. Simplemente alterna los ejercicios más pesados con ejercicios ligeros, como caminar, nadar, andar en bicicleta y otros. Esta actividad estimulará el flujo sanguíneo y reducirá el dolor muscular.

3) Atención a la hidratación

El agua es una parte importante de las células; es el agua que influye en el rendimiento de todos los procesos del cuerpo. Cuando usted hace ejercicio, especialmente intensamente, pierde líquido. Por lo tanto, debe tratar de hidratarse en la misma proporción para asegurar una buena recuperación muscular.

4) Aliméntese bien antes y después del entrenamiento

Además de la hidratación, la ingesta y la reposición de nutrientes también merecen especial atención. Usted debe tratar de consumir mucha proteína antes de entrenar. La comida post-entrenamiento, por otro lado, debe ser rica en carbohidratos, ya que son los responsables de proporcionar energía al músculo. Trate de comer con carbohidratos dentro de los 30 minutos después del entrenamiento.

5) Estírese antes y después del entrenamiento

El estiramiento lo prepara para hacer los ejercicios físicos y es capaz de aliviar el dolor muscular después del entrenamiento. La importancia de este hábito antes del entrenamiento es prevenir lesiones y tensiones. Después del entrenamiento ayuda a la relajación muscular y a la irrigación de los vasos sanguíneos, lo que facilita la absorción de nutrientes.

6) Use hielo para acelerar la recuperación muscular

Esta alternativa está indicada principalmente para aquellos que realizan entrenamientos intensos y frecuentes. Es una técnica muy utilizada por los atletas, que consiste en sumergir el cuerpo en un recipiente con hielo. El enfriamiento del organismo reduce los edemas de las microlesiones y acelera el proceso de recuperación.

7) Cuidar también de lo emocional

Además de los consejos anteriores, es necesario recordar que el músculo recibe estímulos de todas sus experiencias, incluidas las emocionales. El estrés intenso y constante, la ansiedad y la irritación pueden perjudicar la regeneración de los

Deja tu comentario!