Saltar al contenido
MYP

Cardio, fuerza y HIIT los mejores quemagrasas

los mejores quemagrasas

Hasta no hace mucho tiempo, si querías perder grasa sabías que tenías que ir “de cabeza” al cardio, sin embargo, ahora hay propuestas más novedosas. En este post te presentamos tres de los que consideramos los mejores métodos, cada uno con sus puntos fuertes y débiles, pero los tres igual de válidos para el objetivo que nos proponemos, ¡quemar grasa y perder kilos con salud!.

Los mejores quemagrasas: el cardio

No tiene secretos, el cardio persigue quemar más calorías de las que se ingieren por la dieta. Así nunca se falla, generando un balance calórico negativo. Este tipo de entrenamiento cardiovascular lo puedes hacer a cualquier hora y lugar, no necesitas ningún plan de entrenamiento técnico, simplemente hay que “echarle horas”.
El punto débil más fuerte, por así decirlo, de este método para perder grasa es que no todos tenemos demasiado tiempo y que tan amplio volumen de ejercicio hay quien no lo aguanta, se agobia.

Puedes practicar cardio de formas diferentes, correr, andar, etc. Si no lo has practicado nunca, te sugerimos que comiences por andar ya que la carrera carga mucho las articulaciones, especialmente si pesas bastante. Cuando hayas “cogido” forma, alterna andar-correr y ves dándole más volumen a la carrera progresivamente.

Hoy también puedes practicar ejercicios de cardio “indoor”, en el gimnasio o en tu propia casa con cintas de correr, máquinas de remo, bicis de spinning, elípticas, etc. Es aconsejable variar los ejercicios para evitar sobrecargas musculares y evitar posibles lesiones.

Si te decides por este método, puedes comer menos, pero variado y equilibrado. Si comes menos y haces cardio conseguirás el balance negativo, pero si comes demasiado poco, lo pagarás con tu salud.

Las bebidas que aportan una dosis de cafeína te pueden ayudar en tus entrenamientos cardiovasculares ya que aumentarán un poco tu rendimiento, activando el sistema nervioso, retrasando tu fatiga muscular y contribuyendo a la quema de grasas. Ah!, y no olvides hidratarte si practicas cardio, especialmente si tomas este tipo de bebidas que son diuréticas, no sea que te deshidrates.

Entrenamiento quemagrasas de fuerza para perder grasa y ganar músculo

Si cuando estabas leyendo los consejos sobre el cardio te estabas acordando de las veces que has probado y lo has dejado, ¿no será que te falta entrenamiento de acondicionamiento muscular?. Realizando ejercicios de acondicionamiento muscular será posible retrasar la fatiga y entrenar durante más tiempo consiguiendo un consumo calórico mayor. Además, evitarás sobrecargas musculares, dolores articulares, etc.

El entrenamiento de fuerza muscular conseguirá activar tu organismo de manera que aumentará tu consumo calórico y tu coste metabólico.

Comienza por entrenar los grandes grupos musculares como las piernas, pecho, etc. Entrena la fuerza y la resistencia con series de altas repeticiones, unas 15 o 20 y cargas moderadas. Verás cómo te adaptas rápidamente. Puedes utilizar circuitos para te resulte más entretenido, de maner aque vayas alternando un ejercicio de piernas con otro de tren superior. Este tipo de entrenamiento debes hacerlo dos veces por semana y no por más de 30 minutos.
Cuando te hayas adaptado totalmente a este tipo de circuitos, podrás entrenar ya la fuerza de manera más intensa y para ello bajarás las repeticiones a ocho o diez, aumentando la carga. Es un trabajo de fuerza submáxima que te servirá para que tu cuerpo se enfrente y venza nuevos estímulos.

Las contracciones musculares trabajando la fuerza, requieren más aporte calórico. Debes incluir en tu dieta hidratos de carbono, de manera que tus depósitos de glucógeno queden recargados de cara al ejercicio. Si al tiempo que quemas grasas, deseas aumentar masa muscular, es fácil, sólo tienes que incorporar a tu dieta un poco más de proteína, que puede ser en forma de batido proteico después de entrenar, combinado con algo de carbohidratos. Y no olvides no tomar fritos, ni azúcares refinados e incluir en la dieta la carne magra, preferible blanca y los hidratos.

Alta intensidad, la nueva dirección quemagrasas

Está de moda hablar de HIIT o entrenamientos de alta intensidad que queman grasa de manera muy eficiente y rápida, pero ¡ojo!, es para personas que ya han entrenado previamente y que su estado de forma es bueno. Si tú ya has pasado por diversas adapataciones al entrenamiento, puedes probarlo y verás rápidos resultados en cuanto a este potente quemagrasas.
Tanto el Método Tabata como el HIIT aumentarán tu potencia muscular y activarán tu metabolismo basal, de manera que incluso cuando has finalizado tu programa de entrenamiento, el consumo calórico seguirá siendo mayor de lo habitual. ¿Te estás preguntando cómo puede ser?. Es sencillo, el entrenamiento de intensidad “acelera” y luego “mantiene”, por explicarlo en términos sencillos.

No hay método quemagrasas perfecto, búscalo en función de tu estado de forma
Como hemos visto en este post, según el nivel de forma física de cada uno, es más adecuado entrenar de una manera u otra para quemar grasa. Siempre hay que elegir el método adecuado para no lesionarse y nunca quedarse “anclado”, hay que buscar los estímulos suficientes como para que el organismo se vaya adaptando a las exigencias.
Si te has quedado con alguna duda, estaremos encantados de atenderte a través de nuestro sistema de comentarios y si te decides por alguna de las opciones y quieres contarnos tus progresos, ¡fenomenal también!.