Saltar al contenido
MYP

Entrenar en ayunas, ¿sí o no?

Entrenar en ayunas

Seguro que has oído decir que alguien entrena en ayunas, que es mejor porque al “estar vacío” se quema grasa directamente, pero… ¿qué tiene esto de cierto?, ¿es saludable o no?, ¿tiene más ventajas o más inconvenientes?

Ventajas de entrenar en ayunas

Un estómago vacío no presenta alteraciones de glucemia, ni gases, ni reflujos ni otros posibles problemas.
Entrenar a primera hora te producirá una sensación placentera durante todo el día ya que tu cuerpo habrá producido hormonas “placenteras” como las endorfinas.
A primera hora tendrás la mente puesta en el entrenamiento ya que el estrés del día a día aún no te habrá “engullido”.
Un entrenamiento matutino mejorará la sensibilidad de la insulina.

Desventajas o inconvenientes de entrenar en ayunas

Entrenar en ayunas por la mañana requiere constancia y levantarse temprano.
El nivel de activación general del organismo no es el idóneo a primera hora de la mañana, por lo que deberás realizar un calentamiento completo para “activarte” al máximo.
Si tu nivel de condición física es bajo, quizá sea mejor idea entrenar a otra hora del día, que no requiera ese plus de esfuerzo añadido.
Los mareos o demayos por hipoglucemia pueden darse con más probabilidad.