Saltar al contenido
MYP

¿Que es la Melasma ?

Melasma es una hiperpigmentación de la piel, resultante de la deposición aumentada de melanina, proteína que garantiza la coloración de la piel y evita los daños de la radiación ultravioleta en el ADN. El trastorno resulta en la formación de manchas marrón-oscuras o marrón-grisáceas, con límites bien demarcados, pero forma irregular. Aunque se localizan preferentemente en la cara, en la región de las manzanas del rostro, de la frente, del labio superior, en la barbilla y en las sienes, las lesiones también pueden surgir en el cuello, cuello y antebrazos. El tamaño de las manchas puede variar bastante. En algunos casos, llegan a tomar las dos caras completamente.

Melasma es una condición crónica y recidivante. En el caso de las mujeres en fase reproductiva, entre 20 y 50 años, que en los hombres (sólo el 10% es afectado), es raro que se manifiesta antes de la pubertad.

Son más vulnerables las personas de piel morena en tonos más oscuros como las africanas, las afrodescendientes, las de ascendencia árabe, las asiáticas y las hispanas que, por naturaleza, producen más melanina, ya que poseen melanocitos más activos.

La formación de esas áreas oscurecidas en el rostro tiene un impacto negativo sobre la situación la autoestima y la calidad de vida de las portadoras del trastorno. No es inusual el aspecto antiestético de las lesiones servir de obstáculo para las relaciones sociales y afectivas. El cambio en la apariencia de la piel llega a interferir en el desempeño profesional y la persona acaba alejándose de los ambientes que antes frecuentaba y huyendo de los amigos.

Tipos histológicos de melasma

Tomando como base la distribución de melanina en la mancha oscurecida, el melasma puede ser clasificado en los siguientes tipos:

  • Epidérmico – el depósito de melanina se concentra en la epidermis, capa protectora y la superficie de la piel, en contacto directo con el mundo exterior,
  • Dérmico – la mancha de melanina alcanza la dermis, capa intermedia de la piel, localizada entre la epidermis y la hipodermis y compuesta por diversos tejidos con diferentes funciones. Por ejemplo, vasos sanguíneos, glándulas sebáceas y sudoriparas, terminaciones nerviosas.
  • Mixto – cuando el depósito de melanina afecta tanto la dermis como la epidermis.

Factores de riesgo

Ser mujer en edad reproductiva y tener tono de piel más oscuro (fotótipo III y IV) determinado por herencia genética son factores de riesgo importantes para la aparición de melasmas. Los otros son:

Causas

Aún no se ha aclarado la causa de la aparición del melasma. Lo cierto es que la exposición a los rayos ultravioleta estimula la actividad de los melanocitos (células especializadas en la producción de melanina, pigmento que confiere color a la piel), y la melanosa (acumulación de melanina en los tejidos). La prueba de ello es que, en general, las lesiones características del melasma ahorra las áreas del cuerpo menos expuestas al sol. Los estudios recientes sugieren que, de la misma forma que los vasos sanguíneos, otras células de la piel (fibroblastos, queranócitos y mastocitos) pueden estar involucrados en la aparición del melasma.

Las investigaciones ya mostraron que la radiación ultravioleta produce una luz invisible, el ojo humano no puede captar, pero que puede provocar cambios en la producción de melanina. Rayos X, microondas, infrarrojos, rayos gamma también producen un tipo de “luz invisible”. Los estudios más recientes también registraron la existencia de una “luz visible” que, aunque en menor grado, puede ocasionar aumento en la pigmentación característica del melasma y alterar las fibras de colágeno en personas genéticamente predispuestas. Se trata de una forma de radiación electromagnética correlacionada con la percepción de los colores, que los seres humanos logran distinguir a simple vista. Otros ejemplos de este tipo de radiación son la luz emitida por la pantalla del ordenador, la tableta, el celular y la televisión, los rayos láser o las lámparas fluorescentes.

 

Melasma es, por encima de todo, un trastorno dermatológico adquirido, de carácter predominantemente estético, sin ningún otro problema de salud asociado. Su principal característica es la aparición de máculas hiperpigmentadas (manchas oscuras), planas y sin costras, en las regiones del cuerpo expuestas a la radiación ultravioleta. De forma irregular, pero bien delimitado, en general, esas manchas forman placas, que se distribuyen simétricamente de los dos lados de la cara. La intensidad de la coloración, más clara o más oscura, varía de acuerdo con la cantidad de melanina acumulada en la piel.

Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo favorecen la liberación de melanina y el desarrollo de melasma en la piel de la cara. Con el nombre específico de cloasma gravídico o máscara del embarazo, la tendencia es la hiperpigmenación desaparecer, poco a poco, después del parto.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en el levantamiento de la historia personal y familiar del trastorno. Se tiene en cuenta el uso de anticonceptivos orales, la reposición hormonal, la ocurrencia de embarazo, los hábitos de exposición al sol, así como la evaluación clínica de las máculas oscurecidas, de las áreas involucradas y la gravedad de las lesiones. El examen utilizando la lámpara de Wood es un recurso importante para constituir el diagnóstico y orientar el tratamiento, pues ayuda a definir el tipo de la lesión pigmentaria y su extensión.

Es importante establecer el diagnóstico diferencial del melasma con algunas enfermedades inflamatorias que también provocan hiperpigmentación en la piel de la cara o en otras áreas el cuerpo, como la dermatitis de contacto, el acné, el eccema y la enfermedad de Addison, enfermedad que afecta la producción de hormonas por la glándula suprarrenal. Es necesario tener en cuenta también que la hiperpigmentación puede ser inducida por el uso de medicamentos. Entre ellos, cabe destacar: los antibióticos, como la tetraciclina y la ciclofosfamida, los antimaláricos y el clorhidrato de amiodarona indicado para distúbios cardíacos. En estos casos, sin embargo, las lesiones no suelen ser simétricas .

En raras situaciones, es indispensable enviar a la biopsia un pequeño fragmento de la piel con exceso de melanina para diferenciar el melasma de otras afecciones cutáneas.

Como ya dijimos, la melasma es una condición adquirida, de carácter crónico, que exige atención continuada y persistente para evitar la fotoexposición desprotegida a los rayos ultravioleta emitidos por la luz del sol y por las fuentes de luz visible de forma u otra, son responsables de la aparición y reincidencia de las lesiones.

Esto presupone el uso diario del protector solar de amplio espectro contra la acción nociva de los rayos ultravioleta B y A. El FPS (factor de protección solar) que se encuentra en el envase de estos productos sólo indica el grado de protección contra los rayos UVB que alcanzan las capas más superficiales de la piel y provocan quemaduras, enrojecimiento y ardor.

Contra los rayos UVA, que dañan las capas más profundas de la piel y son factores de riesgo para el oscurecimiento de las manchas, el envejecimiento precoz y el cáncer de piel, la medida de protección es señalada por la sigla PPD ( Per, sistent Pigment Dark ) o UVA, seguidas por un número (PPD 20 o UVA 20, por ejemplo) o explicitado por la repetición del signo +, que figura en los símbolos PPD ++ o UVA ++, o PPD +++ o UVA +++ en la etiqueta que figura

Los portadores de melasma deben usar diariamente un protector solar de amplio espectro con FPS igual o superior a 30 e índice de PPD equivalente a por lo menos un tercio del valor del FPS (UVA + o UVA ++). El producto debe ser reaplicado cada dos horas, si la persona permanece al aire libre y siempre que moje la piel o sudar mucho.

Tratamiento

Además de la aplicación sistemática del protector solar de amplio espectro, el tratamiento del melasma incluye el uso tópico de agentes que promueven el blanqueamiento gradual de las manchas causadas por la producción excesiva de melanina. El más utilizado es la hidroquinona que inhibe la actividad de la tirosinasa, enzima esencial para la síntesis de melanina en los melanocitos. Los estudios muestran que la combinación de hidroquinona + tretinoína + fluocinolona acetonida, en forma de crema aplicada en la piel bien hidratada del rostro, suele ser beneficiosa para atenuar la hiperpigmentación cutánea.

En cuanto a la indicación del ácido tranexámico, aisladamente o en combinación con las demás sustancias, por vía oral o intradérmica, a pesar de algunos resultados favorables, todavía exige ensayos clínicos que demuestren su eficacia y seguridad en el tratamiento del melasma. Peelings químicos superficiales, que promueven la exfoliación cutánea, son útiles para acelerar el proceso de remoción de la melanina depositada en las capas superiores de la piel y para facilitar la penetración de los medicamentos tópicos, especialmente en los casos del melasma epidérmico. Los cuadros que se revelaron refractarios a la aplicación local de agentes blanqueadores y al peeling superficial pueden valerse de las terapias con rayos láser, buscando el rompimiento de los granos de melanina que serán reabsorbidos y eliminados por las células del organismo.

 

  • La fotoprotección con filtros solares de amplio espectro debe ser complementada por medidas que disminuyen el riesgo de desarrollar melasmas, como el uso de sombreros de ala ancha, de gorras con amplias viseras de gafas oscuras y de sombrilla, cuando sea posible. La atención debe ser redoblada entre diez de la mañana y cuatro de la tarde, período en que es mayor la emisión de los rayos ultravioleta que agreden la piel.
  • Protector solar es para ser usado todo el día, todos los días y no sólo en los momentos de en la playa o en la piscina. En los días nublados, debe aplicarse, porque los rayos ultravioleta logran romper la barrera impuesta por las nubes y manchar la piel.
  • Los filtros solares pueden ser de dos tipos diferentes: los químicos, que absorben los rayos UV y los físicos que reflejan esos rayos. La aplicación de protector solar de amplio espectro con color de base en el rostro, además de uniformizar la apariencia de la piel y proteger contra la acción perjudicial de los rayos ultravioleta UVB y UVA, tienen otra ventaja: el color funciona como una segunda barrera de protección contra los daños causados ​​también por la luz visible que se propaga en los ambientes cerrados con aire acondicionado funcionando.
  • Los tratamientos con agentes blanqueadores, ] peeling o láser pueden desencadenar efectos secundarios indeseables. Por eso, deben acompañados de cerca por el médico dermatólogo que prescribió la medicación.
  • Melasma puede regir espontáneamente, bien despacio, después del parto o cuando se abandone el uso de anticonceptivos orales. Sin embargo, dado el carácter recidivante del trastorno, hay otros cuidados que pueden acelerar el proceso y evitar las recaídas. En el caso de que se trate de un problema de salud pública, se debe tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, n.callMethod?
    n.callMethod.apply (n argumentos) :; (! f._fbq) n.queue.push (argumentos)} si n = f._fbq;
    n = n.push; n.loaded = 0 ;! n.version = ‘2.0’; n.queue = []t = b.createElement (e);! t.async = 0;
    t.src v = s = b.getElementsByTagName (e) [0]; s.parentNode.insertBefore (t, s)} (ventana,
    documento, ‘script’, ‘// connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);

 

¿Que es la Melasma ?
Rate this post